Tel: 02-5824641
Fax: 02-5825542
Search:
  Uman-Videos
 
  foro
 
Rebe Najmán
 
El Rebe Najmán nació en Medzeboz, un Shabat, el Rosh Jodesh Nisán,
Del año 5532 (4 de Abril de 1772). Su padre fue Reb Simja, hijo de Reb Najmán Hodorenker, quien fuera uno de los discípulos más importantes del Baal Shem Tov. Su madre Feiga, era hija de Adil, la hija del Baal Shem Tov. Tuvo dos hermanos, Reb Iejiel y Reb Israel Met y una hermana, Perel. Sus tíos, hermanos de Feiga, fueron Reb Moshé Jaim Efraim, autor del Deguel Majane Efraim y Reb Baruj de Medzeboz, ambos figuras prominentes del Jasidismo.
 
El Rebe Najmán nació en un momento en el que el movimiento Jasídico
comenzaba a debilitarse. Una semana después de su nacimiento fue promulgado un jerem de excomunión contra el Jasidismo y medio año más tarde falleció el Maguid de Mezritch, sucesor del Baal Shem Tov.
 
El Rebe creció en Medzeboz y se casó, como era costumbre, a los trece años, con Sashia, la hija de Reb Efraim de Ossatin. El día de su casamiento atrajo a su primer discípulo, Reb Shimon. Aunque de mayor edad que el Rebe, Reb Shimon afirmaba con orgullo: “¡Dejé a los viejos gute Yiden (buenos Judíos; un eufemismo para Tzadik), y me uní a un yunger man (un hombre joven)!”.
 
El Rebe tuvo ocho hijos, seis mujeres y dos varones. De estos sólo le sobrevivieron cuatro mujeres. Ellas fueron: Adil, la mayor, Sara, Miriam y Jaia. Miriam se instaló en Eretz Israel en 1809, donde falleció sin dejar descendencia. Adil, Sara y Jaia tuvieron hijos (un árbol genealógico completo puede encontrarse en Until The Mashiach). El Rebe no tuvo descendencia de su segunda esposa, con quien se casó luego del fallecimiento de Sashia quien murió víctima de la tuberculosis.
 
El Rebe Najmán vivió en Ossatin, en la casa de su suegro, durante cinco años. De allí se mudó a Medvedevka donde comenzó a atraer una cantidad de seguidores, algunos de los cuales llegaron a ser sus discípulos más cercanos: Rev Dov, Reb Shmuel Isaac, Reb Iudel, Reb Aarón el Rav y Reb Iekutiel, el Maguid de Terhovitza.
 
Fue desde Medvedevka que el Rebe Najmán salió en su peregrinaje a la Tierra Santa, en el año 1789. En el año 1800, luego del casamiento de su hija Adil, el Rebe se trasladó a Zlatipolia. Allí se enfrentó con numerosas dificultades y antagonismos por parte de Reb Aryeh Leib, el “Zeide de Shpola”, quien llegó a ser el enemigo más encarnizado del Rebe. Dos amargos años de enfrentamientos y oposición hicieron que el Rebe Najmán se mudara a Breslov, en el verano de 1802.
 
Si bien el traslado del Rebe fue una huída necesaria frente a la controversia, también significó el nacimiento de la Jasidut de Breslov. No lejos del pueblo de Breslov, en la ciudad de Nemirov, vivía un joven que llegaría ser el discípulo más cercano del Rebe Najmán y el responsable de la supervivencia de sus enseñanzas. Era Reb Noson. Pese a provenir de un ambiente familiar de Mitnagdim, Reb Noson se sentía atraído e impresionado por la devoción Jasídica y trató por todos los medios de encontrar un lugar allí. Si bien Medvedevka y Zlatipolia estaban muy lejos de su ciudad, en cambio Breslov se hallaba “a la vuelta de la esquina.” Reb Noson, junto con su amigo Reb Naftalí visitaron de inmediato al Rebe Najmán. Tan impresionados quedaron por su devoción y enseñanzas que pronto se unieron a sus seguidores y en poco tiempo llegaron a ser sus discípulos más cercanos.
 
En la primavera del año 1803 se casó Sara, la hija del Rebe Najmán. Y en el año 1805 lo hizo su otra hija Miriam. (Jaia se casó luego de la muerte del Rebe.) Durante esos años y excepto por algunos meses que solía pasar visitando los pueblos de Medvedevka, Tcherin y Terhovitza, el Rebe permanecía en Breslov.
 
En el invierno de 1807 el Rebe partió en un viaje a Novoritch, Dubno, Brody y Zaslov. En Zaslov, donde el Rebe pasó la festividad de Shavuot (Junio), falleció su esposa. Antes de Rosh HaShaná (Septiembre de 1807) se volvió a casar, esta vez con la hija de Reb Iejesquel Trajtenburg de Brody. Poco tiempo después el Rebe contrajo tuberculosis, enfermedad de la que moriría tres años después.
 
En 1808 el Rebe realizó un viaje a Lemberg (Lvov) donde buscó algún tratamiento para su enfermedad. Durante ese año y mientras estaba en Lemberg, se publicó el primer volumen de sus enseñanzas más importantes, el Likutey Moharan. Para ese entonces ya había comenzado a relatar sus famosos cuentos y revelado también su Sefer HaMidot (El Libro de los Atributos).
 
A su regreso de Lemberg el Rebe pasó dos años en Breslov. Durante este período reveló el Remedio General y muchas inspiradas enseñanzas.
La tuberculosis continuaba minando su cuerpo y cada vez estaba más débil y frágil. Comprendiendo que su muerte estaba cercana, comenzó a hacer los preparativos para trasladarse a Umán, el lugar que había elegido para morir. Había considerado la posibilidad de trasladarse a Eretz Israel pero temió que le faltaran las fuerzas para encarar un viaje tan difícil. También quería que sus seguidores tuviesen un
fácil acceso a su tumba, algo que se hubiera dificultado de ser enterrado en Tierra Santa. Por lo tanto eligió la ciudad de Umán, donde había tenido lugar una gran masacre de cerca de 20.000 Judíos perpetrada por Iván Gunta y los Jaidamacos en el año 1768. Dijo el Rebe: “Hay muchos kedoshim (mártires santos) enterrados en Umán y será bueno estar entre ellos” (Tzadik #114).
 
En la primavera del año 1810, luego de Peisaj, un gran fuego se desató en Breslov destruyendo la casa del Rebe. Un día después, llegaron noticias de que las negociaciones para el viaje del Rebe a Umán habían concluido y que había una casa disponible para él en esa ciudad. Oyendo esas noticias el rostro del Tzadik enrojeció. Sabía que había llegado la hora de su muerte.
 
El Rebe Najmán llegó a Umán el 9 de Mayo de 1810. Durante su estadía en esa ciudad, habló mucho respecto de la rectificación de las almas, tanto de aquellas cercanas a él como de otras. Fue aquí donde expresó su famosa frase: “¡Nunca pierdas la esperanza!” y exhortó a sus seguidores a reunirse para Rosh HaShaná. Falleció el cuarto día de Sukot, el 18 de Tishri de 5571 (16 de Octubre de 1810) y fue enterrado al día siguiente. Su tumba permaneció siendo un santuario, visitado por los Jasidim de Breslov y por muchos otros, provenientes de todo el mundo, hasta el día de hoy.
 
Dijo el Rebe Najmán: “Siempre se nos conocerá como los Jasidim de BReSLoV, cuyas letras son las mismas que LeV BaSaR (corazón de carne)” (Tzadik #339). Aunque el Rebe falleció hace doscientos años, su llama brilla con fulgor y continúa trayendo luz y alegría a miles y miles de personas. El mismo Rebe dijo: “Mi fuego arder  hasta la venida de Mashíaj” (Tzadik).
בניית אתרים - סייטד
© Breslov Research Institute· All Rights Reserved